Imagen Corporativa

Como dueños de una empresa, habremos de construir una imagen corporativa  sólida que nos represente, que se quede en la mente del público y posea los atributos suficientes  para  competir con otras organizaciones.

 

En nuestra sociedad y en el ámbito de negocios en que nos desempeñamos, podemos encontrar una creciente cantidad de mensajes que llegan a nosotros por diferentes medios: televisión, internet, la radio, publicidad en medios impresos… en fin. Esto provoca una evidente dificultad en los individuos para identificar, diferenciar y recordar los productos, servicios u organizaciones presentes a nuestro alrededor.

 

El concepto de Imagen Corporativa suele referirse a la forma en que los consumidores perciben a una compañía o empresa; y está compuesta principalmente de:

  • Nombre.                 En este caso, aplica a la palabra asociada al producto o servicio.
  • Logotipo.                Es el ícono que representa a la organización.
  • Color corporativo. Se refiere el color seleccionado que sirven para reforzar los significados del logotipo.
  • Tipografía.              Es el tipo de letra que la organización elige como representativo de la empresa.
  • Eslogan.                También es llamado lema publicitario, que  se usa en un contexto comercial o político con la intención de resumir y representar una idea. La premisa es que dicha frase sea fácil de recordar para el público.

Cómo realizar el “naming” para el negocio

El “naming” (de la palabra en inglés que significa: nombrar) es un proceso que debe ser cuidadosamente realizado.

 

Para tomar la mejor decisión consideremos las principales características de un buen nombre:

  • PROVEE IDENTIDAD. El nombre deberá evocar en alguna forma al producto/marca/actividad en cuanto a su género, función o beneficio.
  • ES PRONUNCIABLE. El nombre elegido tendrá que ser  corto y fácil de pronunciar, incluyendo personas que hablen idiomas distintos.
  • FÁCIL DE RECORDAR.  Es mejor que la gente recuerde el nombre de la compañía con facilidad, de lo contrario la labor de posicionamiento será doblemente difícil.

 

La recomendación en caso de tener una empresa de servicios profesionales, puede ser asociar el apellido o iniciales para crear presencia.

  

Si nuestro propósito es hacer conocido el producto estrella de la compañía, el nombre deberá estar asociado al concepto de que nuestra empresa es especialista en fabricar o distribuir dicho producto.

Claves para crear un Logotipo

Una vez elegido el nombre procedemos a crear ideas para elaborar un logotipo que se adapte a todo el concepto que tenemos como empresa.

 

El primer paso constituye el tomar una decisión acerca de la imagen que queremos mostrar en cada producto o área de servicio y que incluya además los elementos que son representativos de nuestra empresa.

 

El siguiente paso se relaciona con el conocimiento de la diversidad de características que poseen nuestros compradores potenciales y los clientes.

  

Siempre podemos consultar en la web información valiosa que nos servirá para los propósitos de una adecuada selección del color. Para ello debemos considerar los estudios realizados por diferentes organizaciones sobre el impacto psicológico de los colores y la percepción que de ello se forma en la mente de los consumidores. 

Significados del color.

Azul.- Proporciona la sensación de confianza y seguridad. Frecuentemente lo encontramos en los bancos y en empresas que requieren transmitir seriedad y estabilidad.

 

Verde.- Es el color más relajante para el ojo humano. Es asociado para promocionar productos financieros, biomédicos y asociados con la naturaleza.

 

Amarillo: Color utilizado a menudo para captar la atención de los compradores al colocarlo como fondo de sus anuncios de ofertas. Asociado al optimismo y jovialidad.

 

Naranja.- Representa entusiasmo y creatividad. Se asocia al estímulo del apetito. Es muy adecuado para promocionar productos alimenticios.

 

Rojo.- La percepción de este color provoca aumento de la frecuencia cardiaca y crea sentido de urgencia. Suele utilizarse en las ventas de liquidación.

 

Púrpura.- Color ideal  para usar en diseños que promocionan la belleza, productos para niños y productos “anti-envejecimiento”. Asociado con la sabiduría y creatividad. 

 

Rosa.- La percepción del color es generalmente utilizado para comercializar productos destinados al género femenino.

 

Negro.- Denota elegancia y sobriedad. Utilizado en los gráficos de productos de lujo.

 

Gris.- Se asocia con la calma y la neutralidad.

 

Blanco.- Simboliza la inocencia, pureza, claridad y apertura.

 

 

Café.- Utilizado con frecuencia para la imagen de productos para el género masculino. Significa también confianza.

 

El color ayuda al reconocimiento de la marca en un 80%, considerando que la mayoría de  los consumidores se dejan llevar por la apariencia física y el color de los productos que compra, por encima de otros factores. De acuerdo a nuestro mercado y el tipo de producto que ofrecemos, nos daremos a la tarea de adoptar los colores adecuados.

 

Un logotipo debe poseer varios atributos, tales como:

 

  • LA SENCILLEZ: No hay que confundir calidad con complejidad en el diseño.
  • CONSIDERACIÓN DE A QUIÉN SE DIRIGE: Los elementos gráficos serán seleccionados teniendo en cuenta el perfil de las personas que conforman su clientela (colores sobrios o alegres, profesionistas o deportistas, etc.)
  • ADECUADO: el logo de una empresa debe ser coherente con ella, con la imagen que ésta quiere transmitir.
  • ATRACTIVO: para que un logo llegue a establecerse en el mercado y en la mente del público es necesario que ante todo impacte a las personas apenas éstas lo vean.
  • VERSÁTIL: La aplicabilidad de un logo es su capacidad de adaptarse a distintos tamaños, colores y superficies sin perder su legibilidad.
  • ORIGINAL: Diferenciarse de la competencia. Capturar la esencia de la compañía.

 

Una buena opción para economizar, podría ser  emprender la búsqueda de plataformas en la web que nos permitan conformar nuestro logotipo.

 

 

Existen varios disponibles:

Online Logo Maker. Es una herramienta interesante con la cual obtendremos un resultado muy atractivo y además podrás mantener guardado tu logo mientras siga activo tu registro. Se encuentra disponible en

 

http://es.onlinelogomaker.com

 

Logaster. Todo lo que necesitas es introducir un nombre y añadir un tipo de negocio. El servicio genera decenas de conceptos de logo para elegir.

 

https://www.logaster.com.es

 

LogoFactory. Una excelente opción de herramientas fáciles de usar y que ofrece  un resultado profesional. Puedes añadir gráficos y usar las distintas herramientas para darle a tu logo un toque único y personalizado.

 

http://www.logofactoryweb.com 

 

Otra opción será destinar cierto presupuesto para pagar los honorarios de un especialista en diseño corporativo que nos dé la solución que estamos buscando.

El Eslogan.

Es la frase que identifica a un producto o servicio, que lo acompaña y sirve para motivar a “recordar” la marca o Empresa.

Para seleccionar las palabras adecuadas para el negocio consideremos que:

 

  • Es fundamental definir a qué público (mercado meta) nos dirigimos y crear un mensaje que satisfaga sus expectativas.
  • La frase formulada habrá de tan original, que se destaque con respecto a la competencia.
  • Procurar que el eslogan sea  conciso y fácil de recordar. De cinco a ocho palabras como máximo.
  • La frase debe poder insertarse en la vida cotidiana. Le da más presencia a la marca.

 

 

Afortunadamente, contamos con varias herramientas para facilitarnos la tarea de buscar una frase apropiada para nuestro eslogan, también en línea.

En este caso podemos entrar al sitio Gospaces.com, y obtener rápidamente las combinaciones de palabras que sirvan a nuestros objetivos corporativos. 

 

Visita: https://gospaces.com.mx

En Resumen

El nombre se conforma por la palabra o conjunto de palabras con las que se designan y se distinguen los seres vivos y los objetos físicos o abstractos. El nombre de nuestra empresa, por consiguiente, debe “distinguir” perfectamente a nuestra marca.

 

El logotipo es el símbolo formado por imágenes o letras que sirven para identificar una empresa, marca, institución o sociedad y las cosas que tienen relación con ellas. Al aparecer ante la vista del consumidor, de inmediato éste puede asociarlo al producto o empresa que lo fabrica o distribuye.

 

La imagen corporativa es el conjunto de cualidades que los consumidores y el mercado en general le atribuyen a una determinada compañía, es decir, lo que la empresa significa para la sociedad, cómo se la percibe en aspectos de calidad, valores que deberán defenderse o compromisos asumidos para con su público. Esa imagen será especialmente atractiva para que el público la registre en su mente y sienta interés por ella.

 

El reconocimiento visual viene acompañado de una atribución de prestigio. Entre más reconocimiento exista, mayor será el número de veces que un posible cliente nos recomiende o nos busque para encontrar la satisfacción de sus necesidades.

 

La creación de la imagen corporativa tiene tanta importancia como el hecho de reunir y asignar los recursos de la empresa para que ésta marche como efectivamente lo hemos planeado. Por lo tanto, la construcción de la imagen corporativa es un trabajo constante, el cual requiere poner atención ante los cambios externos que se dan en el entorno empresarial; puesto que los gustos del público también son variables y todo el tiempo están buscando algo novedoso. Son pocas las empresas que se han dedicado a esta tarea, logrando ubicar una imagen corporativa que los identifica perfectamente de cualquier competidor.

 

En el gráfico podemos apreciar los nombres de las marcas más famosas.

Si tenemos dudas, recordemos que las grandes empresas de hoy, tuvieron un inicio sencillo: detectar una necesidad y trabajar por ofrecer ese producto o servicio que es útil para los consumidores y que además estén dispuestos a pagar por ellos, cumpliendo sus compromisos puntualmente con la calidad que se requiere.

  

Ese prestigio asociado a la imagen corporativa hará que la empresa se posicione y alcance la solidez esperada para enfrentar a la competencia y mantenerse en la preferencia de su público.